La chica de la curva

Sin embargo al volver a mirar por el retrovisor, la figura seguía sentada en el mismo lugar. Cobos se giró y balbuceando preguntó a la mujer quién era, y que hacía allí.

Menú de navegación

Sin embargo esta no articuló palabra. Su mirada seguía perdida Dios sabe donde…. No podía ser. No podía estar nadie allí. No podía ocurrir que esa vieja historia de la mujer de la curva le estuviera ocurriendo a él.

La chica de la carretera (sub esp) version corta

No creía en ese tipo de tonterías. Decidió salir del coche y echar un vistazo desde fuera. Tenía que ser fruto de su imaginación. Asió la palanca de la puerta con la mano dispuesto a abandonar el coche, y de repente sintió una fuerte presión en el cuello.

Notó como dos manos frías como el acero le presionaban impidiendo el paso de aire a los pulmones. La mujer ya no tenía esa mirada fria y distante sino todo lo contrario: Intentó zafarse de las manos de la mujer pero le resultó imposible. Hasta que la mujer aproximó sus labios y dijo con una voz carente de expresión: Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Su mirada seguía perdida Dios sabe donde… No podía ser.

La chica de la curva. ¿Leyenda urbana o realidad? |

Recuerda las normas de la comunidad. Te presentamos nuestro mapa de transparencia. Editar mi cuenta Cerrar sesión. Inicia sesión Entra con tu cuenta de correo Entra con tu cuenta de Facebook Entra con tu cuenta de Google Si inicias sesión aceptas nuestra política de privacidad.

Inicia sesión Introduce tu usuario y contraseña No cerrar la sesión. Recuperar contraseña Indica tu cuenta de correo Recuperar. La autoestopista fantasma: Trasplante real de riñón.

Destacamos

Cómic sobre el bandolero Diego Corrientes. Tim Burton y el mito de Frankenstein.

Han Solo no se merecía esto. Las cincuenta sombras de Kurt Cobain. El caso de los Pegasos.

Navegación de comentarios

Me parto: Me entristece: Me cabrea: Qué aburrimiento: Sin palabras: Descartar Recuerda las normas de la comunidad. A partir de ahora se escribe con Te presentamos nuestro mapa de transparencia. Al instante, ella dijo: El hombre desvió su mirada hacia ella y frenó en seco: Esto provocó la muerte de él. Esta leyenda es una de las variantes locales que se han dado en muchos lugares del mundo de la denominada Autoestopista Fantasma , tales como las leyendas urbanas de la Dama Blanca o Chica de la Curva.

La Chica de la Curva

También se ha visto un personaje similar en el Puerto de Galapagar. De Wikipedia, la enciclopedia libre. Consultado el 15 de mayo de